Hay pavimentos de exterior que son extremadamente porosos como la piedra natural, aglomerados, baldosas y barro cocido o terracota. Son pavimentos rústicos y acogedores cuya rugosidad les atribuye la propiedad de ser antideslizantes pero que por contra acumulan mucha suciedad difícil de eliminar al absorber con facilidad cualquier tipo de líquido.

Antes de continuar con el consejo: ¿cómo puedes saber si nuestro suelo es poroso?

Hay un test muy sencillo que indica si el suelo es o no poroso: Es tan simple como tirar unas gotas de agua al suelo y observar qué sucede. Si las gotas de agua se vuelven oscuras es que se han filtrado dentro del soporte y por tanto, el suelo es poroso, por el contrario, si las gotas se quedan sobre la superficie quiere decir que no lo es.

Una vez seguros que efectivamente el suelo es poroso, toca protegerlo contra manchas y humedades aplicando un sellador de poros específico como STAR SEALER.

¿Cómo aplico un sellador de poros?

  1. En primer lugar y fundamental: el suelo debe estar limpio. Si el suelo tiene manchas hay que eliminarlas con productos específicos para ello.
    1. Manchas de grasa, el desengrasante específico STAR FORZE es ideal para ello.
    2. Manchas de óxido o salitre usa el quita cementos estrella: STAR CIMENT.
    3. Manchas de moho, verdín o musgo : el infalible STAR GARDEN.
  2. Aclara muy bien con agua para eliminar los restos de suciedad y producto.
  3. Espera a que el pavimento esté completamente seco.
  4. Aplica el producto sellador STAR SEALER a razón de 50/70ml por m2 con un pincel, rodillo, mopa o aplicador de ceras y deja secar completamente antes de pisar (aproximadamente unos 30 minutos).
  5. Si el pavimento es muy poroso es mejor aplicar dos capas de sellador para asegurarte de que has protegido correctamente el suelo.
Una vez seguros que efectivamente el suelo es poroso, toca protegerlo contra manchas y humedades aplicando un sellador de poros específico como STAR SEALER.

Siéntate en tu terraza y contempla la obra maestra con un vinito. Ya has conseguido sellar el poro del suelo y esto ayudará a conservar su color y propiedades, alargando su vida útil y manteniéndolo en perfectas condiciones de limpieza e higiene.

Ya sabes: viniste a ser feliz, ¡no pierdas más tiempo de la cuenta!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *