Elimina el moho y recupera el blanco de las juntas

El baño es la estancia de nuestra casa donde realizamos nuestras necesidades fisiológicas y las tareas diarias de higiene personal. Es la habitación de la casa donde se utiliza más agua y por tanto donde se concentra más la humedad y donde hay más posibilidad de estar en contacto con gérmenes peligrosos para la salud de nuestra familia por ello es importantísimo que nuestro baño sea un espacio limpio y saludable.

¿Qué son esas malditas manchas negras?

Las manchas negras que aparecen en las juntas de los azulejos, en los rincones de bañeras y duchas es moho. El moho, aunque tenga nombre del último bar de moda, es un tipo de hongo,  un germen que crece en lugares con poca luz, en ambientes con elevada humedad y poca ventilación.

La presencia de moho, aparte de ser antiestético, puede afectar a nuestra salud ya que se propaga por el aire en forma de esporas que pueden provocar alergias, picores, estornudos o incluso enfermedades pulmonares.

¿Por qué aparecen?

Las juntas están hechas con una masilla o pasta muy porosa donde se acumulan restos de suciedad, gotitas de agua, cal, geles, cremas, aceites, etc. que sirven de alimento para los hongos.

El baño suele ser el paraíso ideal donde se dan los cuatro factores básicos para la aparición de moho:

  • Estancias pequeñas
  • Sin ventanas
  • Ambiente húmedo
  • Sin iluminación natural.

¿Cómo eliminarlas?

Para eliminar estas manchas no es suficiente con limpiar, hay que usar un desinfectante que sea capaz de matar este tipo de gérmenes. Existen en el mercado productos que contienen sustancias  liberadoras de cloro, mucho más seguros que la lejía porque no emiten vapores tóxicos, muy efectivos y fáciles de usar. Por ejemplo, un producto ideal es STAR TOTAL, que blanquea y elimina las incrustaciones de todo tipo de juntas gracias a su poderosa acción.

Se pulveriza el producto sobre las manchas de moho, frotamos un poco con un estropajo, esponja o cepillo de dientes y dejamos actuar  15 minutos. Solo queda aclarar con agua ¡y listos!

¡Las juntas lucen blancas y nuevas como el primer día!